¿Dios me pide amar a mi patria?

Creado: Martes, 27 Febrero 2018

Compromisos de un Cristiano con su nación.

“México lindo y querido, si muero lejos de ti”, dice una famosa canción mexicana. Y cómo no, si son incontables las maravillas que se encuentran en este bello país, país donde se hizo presente la Virgen de Guadalupe, emperatriz de América, el 12 de Diciembre de 1531 y que desde entonces es Reina de México.

Pudiéramos hablar de México y de cualquier otro país al preguntarnos esto, ¿Dios pide que ame a mi patria? Durante los últimos años la sociedad ha tenido cambios drásticos en su forma de pensar y de vivir debido a diferentes conflictos como la inseguridad en todos sus aspectos, la corrupción y que el abuso de poder, ha generado que miles de personas lleguen a estar inconformes con los gobernantes, con sus leyes, hasta con su propio país. Entonces, ¿cómo es posible que en estos tiempos Dios me pida que ame a mi patria?. La respuesta es más sencilla de lo que crees.

Dios te ha elegido para estar ahí

El hecho de que tú nacieras en esa ciudad, en ese preciso país, implica un plan perfecto de Dios por el cuál tú serás el instrumento adecuado de evangelización. Él te ha llamado desde el vientre de tu madre a ser profeta de las naciones y qué mejor lugar para empezar que en tu lugar de residencia.
Es necesario empezar desde lo más sencillo para predicar con el ejemplo, desde no tirar basura en la calle hasta respetar a nuestras autoridades y leyes.

Un buen cristiano, es un buen ciudadano

El ser un buen cristiano implica también tener buenos valores sembrados en la fe, por eso el hecho de ser un buen cristiano refleja el ser un buen ciudadano, no podemos dar una cara a la sociedad y otra cara a la religión, siempre ser congruentes con nuestros pensamientos y actos es la manera más correcta de predicar y asimilarnos cada día más a Jesús. O ¿acaso crees que Jesús insultaría a sus vecinos?, ¿Daría sobornos a la autoridad?, y demás situaciones que hemos estado orillados y tentados a hacerlas más de una vez, así que, la mejor manera de ser un buen ciudadano y con ello demostrar amor a Dios, es ser congruentes con nuestros pensamientos y nuestros actos.

Ora por tus gobernantes

Entiendo que este punto en ocasiones puede llegar a ser difícil, sobre todo cuando te sientes inconforme con lo que los gobernantes han o no han hecho, pero recuerda que al igual que todos, son humanos, cometen errores, por lo que necesitan demasiado tu oración para que Dios les de claridad, congruencia y amor por el servicio hacia los demás (que esa es su principal función y labor).
El orar por el discernimiento de nuestros gobernantes es un deber moral que como cristianos debemos tener siempre en cuenta para que ellos puedan tomar las mejores decisiones pensando siempre en el bien del pueblo y no en el personal.

Ser un buen patrón y un buen empleado

El ser justo y empático con las personas que se desarrollan contigo es lo correcto para entablar un ambiente con Dios en esos espacios en los que el predicar con el ejemplo, es la mejor manera de hablar sobre Él.
El ser responsable y saber ser obediente impulsa a también ser un buen ciudadano, ya que de una u otra manera tu trabajo es el esfuerzo que dedicas constantemente a servir a Dios por medio del servicio a tu país.

Haz lo que toca hacer

Amar a tu país y ser un buen ciudadano, es más fácil de lo parece, sólo necesitas empezar por poner amor a todo lo que haces y lo demás vendrá por añadidura, el hacer lo que simplemente te toca.
Lo único que quiere Dios es que hagas lo que te toca hacer, pero ojo, Jesús sanó enfermos, levantó paralíticos, expulsó demonios, hizo un sinfín de cosas y prometió, que, los que vienen detrás de Él, harán mayores cosas en su nombre, así que, ¿estás dispuesto a hacer lo que te toca por tu país?
Espero que este pensamiento, más que un artículo, te ayude a demostrar el amor y el orgullo que tienes por tu nación, por tu país. Ama el tráfico, ama los edificios y los bellos paisajes que Dios te pone cada día, porque Él te ha elegido para que portes orgullosamente tu nacionalidad y que cantes con gran amor el himno de tu nación.

A mis compatriotas mexicanos: ¡Feliz día de la bandera!
Dios los bendiga, paz y bien.

 

https://catoliscopio.com/2018/02/24/dios-me-pide-amar-a-mi-patria/

Músicos Católicos