Hazañas de 3 Santos fuera de serie

Creado: Martes, 27 Febrero 2018

Parecen historias de fantasía pero la historia y la tradición las respaldan.

San Martín de Tours y la capilla


San Martín de Tours fue un hombre que vivió en el siglo IV y que antes de entrar en los caminos de la santidad, conformó la guardia imperial romana. Durante esta época siendo soldado, es donde vive la experiencia más curiosa de San Martín y cuyo legado aún se mantiene en nuestros días.

Cuenta la leyenda que Martín iba entrando por una ciudad francesa, cuando de repente se encuentra un mendigo medio desnudo, el hombre estaba sumamente friolento y le suplica a Martín por caridad, Martín se conmueve y coge su capa imperial, la corta y le regala uno de los pedazos de su capa para que el mendigo se cubriera. Ya caída la noche mientras Martín duerme se le aparece el mismo Jesucristo en persona el cual le hace entrega del pedazo de capa a Martín agradeciéndole por haberse compadecido de él. La historia tomó mucha fama, tanto así que cuando habían campañas militares, los mismos reyes de Francia solicitaban llevar esta capilla (Trozo de capa) con ellos e instalarla en tiendas, así que estos lugares pequeños que albergaban esta capilla, fueron tomando también este mismo nombre y al sacerdote que las resguardaba, le fueron llamando poco a poco capellán. Es ahí la historia del nombre de todas las capillas que conocemos y todos los capellanes que resguardan estos sitios de oración.

Luego de esta experiencia Martín se hizo sacerdote y luego de ello obispo, siendo un gran impulsor de lo que llegaría a ser la vida monástica, hasta convertirse en un gran santo que nos dejó muchos legados.

San Patricio y el trébol de tres hojas.


Esta es una historia muy curiosa que da identidad a todo un país como lo es Irlanda. San Patricio fue un hombre nacido en el siglo IV en la región de Gran Bretaña. Es sin duda alguna la persona que introduce el cristianismo a toda la isla británica y a Irlanda. Hay muchas historias alrededor de este gran santo, como lo es el haber librado a Irlanda de serpientes y también el de haber marcado todo el territorio de cruces, pero la más popular es con respecto a un trébol de tres hojas.
El trébol de tres hojas era un elemento que en la tradición celta se le otorgaban connotaciones mágicas, pues para poder explicar en el siglo V el misterio de la Santísima Trinidad, san Patricio ve en este elemento tan conocido cómo tres hojas distintas están unidas y son alimentadas por un solo tallo, así como tres personas distintas pueden estar unidas bajo la misma sustancia o espíritu.

Hoy en día el trébol es un símbolo por toda Irlanda, que recuerda el legado cristiano que san Patricio nos deja en nuestra sociedad.

San Francisco Sales y la amabilidad


¿Podrías creer que la persona que la iglesia católica proclama como el santo de la amabilidad, haya sido un hombre gruñón? Y es que realmente esta es la leyenda que se le adjudica a este santo hombre tan sencillo como lo es Francisco de Sales.

Este hombre nacido en el siglo XVI y que según se ha comentado sobre él siempre fue reconocido por su carácter tan pasivo y tan sereno, tuvo un pasado algo iracundo. Tanto así que se cuenta que en algún momento en que recibió la visita de un Calvinista y ante lo que éste argumentaba, su ira fue tal que agarró un palo y antes de caerle a golpes al protestante arremetió contra las gallinas, al caer en cuenta Francisco entiende que tiene que calmar y controlar su ira y es tanto el esfuerzo que pone en ello, que termina siendo conocido como un hombre extremadamente amable.

Cuentan que al momento de su muerte encuentran en el momento de la autopsia 33 piedras en la vesícula, símbolo de tanta ira que este hombre santo soportaba. Todo este ejemplo de vida sirvió de inspiración a San Juan Bosco y es por ello que en honor a San Francisco de Sales llama a su orden Salesianos.

 

https://catoliscopio.com/2018/02/20/curiosidades-y-hazanas-de-santos/

Músicos Católicos